Los 9 alimentos y bebidas que te pueden causar migrañas

La migraña es una de las dolencias que más consultas médicas genera en todo el mundo. De hecho, es uno de los motivos de incapacidad más recurrentes según los datos revelados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Se trata de un dolor fuerte y pulsátil, en uno o ambos lados de la cabeza, casi siempre acompañado con mareos, visión borrosa y sensibilidad a la luz.

El dolor intenso puede durar unos minutos, aunque la mayor parte de las veces permanece por varias horas e incluso días.

Su aparición está vinculada con los factores hereditarios, así como los continuos episodios de estrés, los cambios hormonales y algunos estimulantes.

Sin embargo, además de estos, se ha determinado que hasta un 30% de los casos tienen que ver con ciertos hábitos alimenticios poco saludables.

Incluso, por su composición y efectos en el cuerpo, algunos alimentos han sido señalados como responsables de este problema.

¡Descúbrelos!

 

1. Mantequilla de maní

La mantequilla de maní es un alimento asociado con los dolores de cabeza y los continuos episodios de migraña.

Contiene un aminoácido vasoactivo llamado tiramina que desencadena este tipo de reacciones.

También tiene sustancias que desencadenan reacciones alérgicas en algunos organismos, lo cual podría afectar la inflamación y la circulación.

2. Cerveza

Aunque durante décadas se le han atribuido muchos beneficios medicinales, la cerveza puede ocasionar fuertes jaquecas debido a su contenido de tiramina y alcohol.

Ambas sustancias son estimulantes y pueden generar reacciones inflamatorias en varios tejidos del cuerpo.

Esto, sumado a que su ingesta excesiva afecta el metabolismo, explica por qué suele empeorar los síntomas de las migrañas.

 

 

3. Vino tinto

Una copa de vino tinto al día le aporta una amplia variedad de antioxidantes al cuerpo y, de hecho, ayuda a mejorar la circulación.

Sin embargo, no está recomendado para pacientes con susceptibilidad a las migrañas y cefaleas comunes, dado que contiene tiramina, fenoles y otros compuestos que desencadenan este tipo de dolencias.

 

4. Queso

Es delicioso y su textura nos facilita la elaboración de muchas recetas. Pese a esto, quienes tienen migrañas deben reducir al máximo su ingesta, ya que sus compuestos tienden a empeorar la intensidad de los síntomas.

Sus proteínas y grasas aumentan la inflamación y dificultan el control de los dolores de cabeza y molestias visuales.

 

 

 

5. Carnes procesadas

Todos los tipos de carnes procesadas, curadas o embutidas son enemigas de los que tienen que lidiar de forma continua contra este problema.

Estos alimentos tienen aditivos como los nitritos y nitratos que, además de aumentar el riesgo de cáncer, incrementan la inflamación y el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que deriva en fuertes dolores de cabeza.

 

 

6. Frituras y alimentos ricos en grasas

Las frituras industriales y los alimentos ricos en grasas saturadas desencadenan reacciones inflamatorias en algunos tejidos y, muchas veces, son los responsables de los cuadros de migraña.

Ambos aumentan los niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre, por lo que incrementan el riesgo de presión arterial alta y problemas cardiovasculares.

Además, dificultan los procesos metabólicos y reducen la capacidad del cuerpo para oxigenar de forma óptima las células.

 

 

7. Café en exceso

El consumo excesivo de cafeína, ya sea a través del café u otras bebidas, puede ocasionar dolores de cabeza comunes y migrañas.

Sin embargo, no ingerirlo, en especial cuando el organismo está acostumbrado a una pequeña dosis, también podría generar esta reacción negativa.

Por lo tanto, ni se debe tomar en grandes cantidades ni se debe suprimir por completo.

 

 

8. Chocolate

Una pequeña porción de chocolate al día le aporta antioxidantes al cuerpo y tiene beneficios tanto en la circulación como en la salud cognitiva.

No obstante, pese a esto, quienes lo consumen en grandes cantidades tienen un alto riesgo de padecer dolores de cabeza intensos como el de la migraña, ya que altera la vasodilatación debido a su contenido de tiramina.

 

 

9. Harinas refinadas

Las harinas refinadas y otras fuentes de gluten están vinculadas con el empeoramiento de los síntomas en los pacientes con migraña.

Esta proteína, de difícil digestión, ocasiona desequilibrios en los procesos inflamatorios, gastrointestinales y metabólicos en quienes sufren de intolerancia.

Los pacientes intolerantes al gluten o con celiaquía presentan una mejoría notable en sus dolores de cabeza cuando evitan la ingesta de este tipo de comidas.

Aunque los alimentos mencionados no son la única causa de las migrañas, es conveniente limitar su consumo para evitar que sus síntomas aumenten de intensidad.

Una dieta saludable y el reposo pueden ser muy útiles para hacerle frente a este problema.

Tu opinión cuenta

comentarios