¿Qué hacer en caso de un terremoto?

 

No es extraño que en la región ocurran sismos y con frecuencia se registran movimientos telúricos fuertes que ponen en alerta a la población. Los latinoamericanos recuerdan con dolor devastadores terremotos como los de México en 1985 y Haití y Chile de 2010.

Muchos de los países de la región están ubicados en el llamado Cinturón de Fuego: las costas del Pacífico propensas a sismos. Además, los movimientos y choques de las placas de Rivera, del Pacífico, Cocos, Nazca, del Caribe y Sudamericana causan constante actividad sísmica.

¿Qué hacer en caso de un terremoto? Para las autoridades la cuestión de supervivencia está en la prevención, no solo de parte de los gobiernos y los organismos estatales, sino de parte de las familias. Entidades como la Oficina Nacional de Emergencia del Ministerio del Interior y Seguridad Pública de Chile (Onemi), el Sistema Nacional de Protección Civil de México, la Cruz Roja y el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) apuntan a que es clave que la gente que vive zonas de riesgo habiten en casas diseñadas de forma responsable y cumpliendo normas antisísmicas, que los residentes conozcan de primera mano los planes de contingencia y evacuación y tengan a la mano un maletín de supervivencia con documentos, botiquín de primeros auxilias, radio, linterna, alimentos y un silbato, explica Onemi.

Pero los sismos hasta el momento no se pueden predecir ni evitar. Entonces, ¿qué hacer durante un terremoto para asegurar la supervivencia? Esta es una recopilación de las principales recomendaciones de estos organismos.

 

EN CASA

Qué hacer:

Si uno está dentro de una vivienda, USGS recomienda enfáticamente quedarte adentro y ubicarse bajo una mesa o en un pasillo contra una pared interna.

La Onemi de Chile les llama a este tipo de sitios un Lugar de Protección Sísmica, esto es, un lugar alejado de ventanas y objetos que puedan caer encima.

La recomendación es protegerse debajo o junto a un elemento firme.

Además, en lo posible hay que cortar la energía eléctrica y cerrar las llaves de paso de agua y gas.

Utilizar linternas.

 

 

El Gobierno de México recomienda “salir serenamente si la salida no está congestionada; en caso contrario, permanece en tu propio asiento, colocando los brazos sobre la cabeza y bajándola hacia las rodillas. Si puedes, métete debajo de la silla o la mesa”.

¿Sirve el ‘triángulo de la vida’? Este método, creado por Doug Copp —jefe de rescate y director de manejo de desastres de American Rescue Team International (una empresa privada no afiliada al gobierno de Estados Unidos)—, indica que durante un terremoto “hay que acostarse cerca de los muebles y no meterse bajo ellos” debido a que cuando “los edificios caen, generalmente aplastan los muebles, pero siempre queda un vacío triangular junto a ellos que no se ve afectado (espacio en el que se encuentra la persona acostada)”, explica el Ministerio de Educación de Colombia. No obstante, se trata de un concepto que ha sido revaluado por expertos pues “no está comprobado científicamente que los muebles y los elementos estructurales resistan lo suficiente como para formar el famoso vacío triangular”, dice el gobierno colombiano. USGS indica que se trata de una idea equivocada y que con base en observaciones de un terremoto en Turquía, esa técnica no aplica para los edificios construidos en Estados Unidos, por ejemplo.

La Cruz Roja Americana recomienda agacharse, cubrirse y agarrar una mesa resistente o un escritorio. “Agáchate debajo de un escritorio o mesa resistente, agárrate y proteje tus ojos apretándote la cara contra el brazo. Si no hay una mesa o un escritorio cerca, siéntate en el piso contra una pared interior alejada de ventanas, estanterías o muebles altos que pudieran caer sobre ti”.

Qué NO hacer

No usar elevadores. No iluminar con velas, fósforos o encendedores.

No gritar, ni correr, y mucho menos empujar a otras personas, indica el Sistema Nacional de Protección Civil de México, .

No correr en las escaleras mientras se está moviendo el edificio o si si hay peligro de caída de escombros, dice USGS.

USGS sugiere no quedarse en las cocinas, lugares peligrosos puesto hay más cosas que pueden caerle encima a uno.

EN LA CALLE O EN LUGARES ABIERTOS

Alejarse de los edificios, postes y cables eléctricos, recomienda Onemi.

Protegerse la cabeza y el cuello con los brazos.

Si vas conduciendo un auto, disminuir la velocidad y detenerse en un lugar seguro. USGS recomiendo alejar el auto, cuidadosamente, del tráfico tanto como se pueda. Evitar los puentes y los postes y mantenerse dentro del auto hasta que pare el sismo.

Si estás es una zona montañosa, USGS explica que hay que estar atentos a la caída de rocas, deslizamientos y alejarse de árboles que puedan caer encima.

CÓMO COMUNICARSE

Enviar mensajes de texto y redes sociales solo para comunicarse y estar informado, siguiendo las recomendaciones de las autoridades, dice Onemi.

USGS dice que no se debe usar el teléfono excepto por una emergencia médica o de incendio, pues podría congestionar las líneas que se necesitan para la respuesta del personal de emergencia.

EN LA COSTA: QUÉ HACER EN CASO DE TSUNAMI

Trasladarse de de inmediato a lugares altos alejados de las costas y las playas, indican el Centro de Alerta de Tsunamis del Servicio Nacional Climático de Estados Unidos (NOAA). Aunque no todos los sismos causan tsunamis, muchos sí, y si un sismo ocurre cerca o en el océano, la probabilidad de tsunami aumenta, por lo que quienes viven en regiones costeras deben estar preparados para una emergencia.

Un tsunami no es una sola gran ola, sino una serie de olas, y la más grande puede llegar a la costa horas después, explica NOAA. Si es de noche, hay que estar atentos al sonido del mar.

Para quienes están en un bote o barco, NOAA recomienda que en la medida de lo posible movilicen la embarcación más adentro del océano.


LOS TERREMOTOS RECIENTES MÁS FUERTES DE LA DÉCADA

24 de agosto de 2016 – Un terremoto de 6,2 grados de magnitud golpea el centro de Italia, matando al menos a 290 personas.

16 de abril de 2016 – Un terremoto de magnitud 7,8 golpea a la costa de Ecuador, matando a 671 personas.

26 de octubre de 2015 – Un terremoto de magnitud 7,5 golpeó el sur de Asia, matando al menos a 364 personas e hiriendo a más de 2.000 personas. El epicentro se encuentra en el noreste de Afganistán, pero la mayoría de las muertes, al menos 248, se registran en Pakistán.

25 de abril de 2015- Un sismo de 7,8 golpea Nepal causando severos daños. Murieron más de 9.000 personas.

3 de agosto de 2014 – Un terremoto golpea a la provincia china de Yunnan, matando al menos a 615 personas e hiriendo a más de 2.400. El Servicio Geológico de Estados Unidos calcula el terremoto con una magnitud de 6,1, y el Centro de Redes de Terremotos de China estima que la magnitud es de 6,5.

24 de septiembre de 2013 – Un terremoto de magnitud 7,7 golpea la provincia de Balochistán de Pakistán. Más de 300 personas murieron.

20 de abril de 2013 – Un terremoto golpea la provincia suroccidental china de Sichuan, matando al menos a 192 personas. El Servicio Geológico de Estados Unidos lo registra en una magnitud de 6,6 y el Centro de Redes de Terremotos de China estima que tiene una magnitud de 7,0.

7 de noviembre de 2012 – Un terremoto de magnitud 7,4 frente a la costa de Guatemala mata a unas 139 personas.

11 de marzo de 2011: Un terremoto de magnitud 9,1 azotó las costas de Japón desencadenado un tsunami. Dejaron alrededor de 20.000 muertos y 2.500 desaparecidos. El avasallador tsunami provocó además la peor catástrofe nuclear, (tan sólo detrás de Chernobyl) al causar fallas en el sistema de la central nuclear de Daiichi en Fukushima.

27 de febrero de 2010: Un sismo de magnitud 8,8 y un posterior maremoto afectaron el sur de Chile. Causaron la muerte de 547 personas.

12 de enero de 2010. Un sismo de magnitud 7,0 y sus réplicas azotaron Haití con un balance de 316.000 muertos, según USGS.

LOS 10 TERREMOTOS MÁS MORTALES DESDE 1900

(Según datos del US Geological Survey)

12 de enero de 2010 – Haití – 316.000 muertos (magnitud 7,0), según USGS. Otras fuentes reportan 230.000.

27 de julio de 1976 – Tangshan, China – 242.769 muertos (7,5)

26 de diciembre de 2004 – Sumatra, Indonesia – 227.898 muertos en el terremoto y el tsunami resultante (9,1)

16 de diciembre de 1920 – Haiyuan, China – 200.000 muertos (7,8)

1 de septiembre de 1923 – Kanto, Japón – 142.800 muertos (7,9)

5 de octubre de 1948 – Ashgabat, Turkmenistán – 110.000 muertos (7,3)

12 de mayo de 2008 – Sichuan Oriental, China – 87.587 muertos (7,9)

8 de octubre, 2005 – Pakistán – 86.000 (7,6)

28 de diciembre de 1908 – Mesina, Italia – 72.000 (7,2)

31 de mayo de 1970 – Chimbote, Perú – 70.000 muertos (7,9)

20 de junio de 1990 – Rasht-Qazvin-Zanjan, Irán – 50.000 muertos (7,4)

¿Qué es la escala de Richter?

Según explica Onemi, la escala de Richter mide la energía liberada en términos de magnitud: en 0 y no tiene límite máximo.

Fue inventada en 1935 por Charles Richter y Beno Gutenberg, del Instituto de Tecnología de California. Después de que un sismógrafo registró la amplitud de las ondas durante un terremoto, Richter usó un logaritmo para determinar la magnitud del terremoto.

Cada aumento de número entero en la escala, digamos de 5,0 a 6,0, representa un aumento de diez veces en amplitud y libera 32 veces más energía.

 

Vía: CNN en Español

Tu opinión cuenta

comentarios