Asalto en la carretera


Un informe del Ejército de Guatemala ha llegado a nuestra redacción, detallando el asalto que hubo el pasado lunes 17 de abril, en donde una familia fue asaltada por unos ocho individuos quienes salieron de unos matorrales, aprovechando que reparaban una llanta pinchada.

 

El informe manifiesta que un vehículo del 9o. Escuadrón de Seguridad Ciudadana regresaba de la capital hacia Santa Lucía Cotzumalguapa, cuando fueron detenidos en el kilómetro 74 por dos mujeres pidiendo auxilio, pues habían sido víctimas de un asalto.

 

El joven quien fue raptado por unos asaltantes, se cubrieron los rostros para proteger su identidad.

Las mujeres indicaron que en el vehículo viajaban cinco personas y tres menores, agregaron que regresaban del municipio de Amatitlán hacia Siquinalá, pero en dicho tramo carretero una llanta se les pinchó, por lo que se detuvieron a cambiarla.

 

Entre la familia se encontraba un joven quien comenzó a realizar el cambio de la llanta, pero en eso, ocho hombres salieron de unos matorrales y se lo llevaron a la fuerza, mientras que otros dos amenazaron en llevarse a las tres menores si no entregaban las pertenencias, por lo que accedieron a entregar todo lo que llevaban.

 

La familia, al ver que el joven aún estaba en poder de los asaltantes, decidieron hacerle el alto a cualquier vehículo y por suerte, el vehículo que se detuvo era uno de Seguridad Ciudadana.

Los tripulantes fueron atendidos por los Bomberos Voluntarios de Siquinalá

Los militares al escuchar lo sucedido se adentraron entre la maleza y lograron divisar a varios hombres, sin embargo, los individuos al ver que estaban siendo perseguidos comenzaron a disparar, por lo que los militares también respondieron al fuego.

 

Luego de un intercambio de disparos, los asaltantes huyeron y dejaron libre al joven raptado, en el informe relata que los elementos utilizaron ocho cartuchos de municiones de calibre 9 milímetros.
Al lugar se hizo presente una ambulancia de los Bomberos Voluntarios de la 41a. compañía en auxilio ya que el joven tenía varios golpes y las demás personas sufrieron de crisis nerviosa. Los militares decidieron escoltados hacia la subestación de la PNC del municipio de Siquinalá, en donde denunciaron el hecho.

Tu opinión cuenta

comentarios